Últimos temas
Últimos temas
» ausencia por fallas tecnicas
Lun Dic 05, 2016 11:57 pm por Lied

» Nueva apariencia del foro
Vie Dic 02, 2016 10:53 pm por Lied

» Petición de Personaje
Miér Abr 17, 2013 10:53 pm por Halestorm

» Ficha de Hiroto de Libra (incompleta)
Sáb Oct 27, 2012 3:18 pm por Hiroto

» Hola!!!
Sáb Oct 27, 2012 2:48 pm por Hiroto

» En los Pasillos de Heinstein~
Lun Oct 01, 2012 12:38 pm por Elijah

» AfiliaForos
Sáb Sep 29, 2012 4:30 am por Invitado

» mi ficha
Jue Sep 06, 2012 3:40 pm por Lied

» Mansión Loussier
Jue Sep 06, 2012 1:40 pm por Mistress

Links Directos
Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Saint Seiya Dark Paradise en tu sitio de bookmarking social


Nicolas de Cancer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nicolas de Cancer

Mensaje por Nicolas el Miér Jun 13, 2012 5:02 pm

Nombre: Nicolas

Apellido: Desesperance

Alias: Nico

Nacionalidad/Origen: Italia

Género: Masculino

Edad: 28

Armadura: Manto dorado de cáncer

Descripción Física:
Es un joven de tez blanca como la nieve, casi pálido, ojos profundos y color violeta, una altura de 1,85, cabello del mismo tono de sus ojos pero mas oscuro. Su cuerpo es delgado, esbelto pero marcado por los arduos entrenamientos, siempre lleva en su mano izquierda un guante largo

Personalidad: Callado y distante, una persona que poco se relaciona con los demás excepto en ocasiones muy importantes o que dicho ser se merezca alguna palabra. Siempre solitario, frio y sarcástico a veces. Mente retorcida y amante de la muerte y sus misterios, siempre trae a acolación lo efímero que es la vida. Tiene un sentido de la justicia y la verdad bastante variable, detesta te lo interrumpan y más aun cuando duerme

Técnicas y habilidades

1- Desierto negro: El cosmos de Nicolas se eleva fuertemente creando en sus manos un pequeño sol que lentamente va cambiando de color hasta hacerse negro y hace implosión; en ese instante el cosmos de Nicolas se vuelve más negro que la noche y el agujero negro parece extenderse, pero es la oscuridad que va rodeando todo, hasta cubrir todo el lugar, dejándolo como un desierto oscuro, sin un aparente inicio ni final. Esta técnica es capaz de causar desconcierto y claustrofobia. Además de aquellos efectos, las sobras en ese lugar se convierten en látigos, látigos y garras que agreden al enemigo intentando aprisionarlo, estrangularlo y demás.

2- Muro de Almas: El aire se tensa, un frio viento hiela hasta los huesos de todo adversario del canceriano. Los suelos comienzan a agrietarse y el cosmos de aquel santo dorado se expande rápidamente convirtiéndose en ondas, poderosas ondas que abren los caminos al averno y las almas de los condenados son llamadas al mundo de los vivos para formar una muralla, un muro que rodea y protege a aquel santo.

3- Pasaje a Yomotsu: Con este ataque el santo de cancer dispara una serie de ondas de cosmos con lo que puede separar el alma de su rival del cuerpo. Se dice que esta técnica abre un pasaje directo hacia yomotsu y una fuerza de atracción que hala el alma del adversario hasta lo más profundo, lanzándola directo a dicho lugar donde si Nicolas desea puede entrar y continuar la batalla.

4- Fuego de los Condenados: El cosmos del santo se dispersa por todo el lugar, muros y suelos muestran lentamente caras de agonía, sufrimiento y desesperación mientras la temperatura aumenta, los brazos de los ya muertos surgen para atrapar al oponente de aquel santo dorado y rápidamente llamas de tonalidad azul aparecen por doquier, estas llamas además de quemar el cuerpo, queman el alma y entre mas pecados tenga la victima mas aumentara el calor de las llamas. Este fuego es directo desde el averno, es el mismo que quema a los condenados por la eternidad.

Historia: Un 28 de Junio, en un pequeño pueblo al norte de Italia, una acaudalada familia esperaba con ansias el nacimiento de su hijo primogénito, toda la alta sociedad estaba con la mirada sobre dicho acontecimiento de gran importancia en esos momentos. El silencio de la sala de parto fue perturbado por las risas y felicitaciones de los médicos que anunciaban a la asustada madre que eran dos varones, unos bebes que se convertirían en grandes hombres, sin embargo, todos extrañados se asustaron un segundo porque uno de los bebes no lloro… estaba muerto en brazos de su madre, todos los allí presentes angustiados lloraban sin cesar y los médicos hacían lo posible, luego de unos minutos el niño reacciono, efectivamente estaba con vida, un gran susto se habían llevado los allí presentes, pero ya todo estaría bien.

Los días fueron transcurriendo y los bebes eran tratados como la realeza, le daban lo mejor, los menores juguetes, ropas, sabanas y demás. Tenia una nana cada uno para que los cuidase, sin embargo a Nicolas luego de algunos meses comenzaron a verlo aterrorizados, pues cuando abrió sus ojos, estos eran violetas y su cabello del mismo color. Decían además que con aquella piel blanca parecía un muerto. La servidumbre decía que el bebe era la encarnación del mal, que ni la muerte lo había querido y que sería la destrucción de la familia.

A pesar de todos aquellos comentarios, toda la servidumbre se mantenía como si nada frente a los patrones y los niños, que lentamente fueron creciendo y mostrando dotes increíble, lucha, inteligencia, destreza y habilidades múltiples. Nicolas por su parte aunque parecía frio y severo siempre estaba pendiente de su hermano, lo cuidaba, intentaba protegerlo y también a su madre; por otro lado era bastante despegado de su padre con el cual muchas veces no dudaba en enfrentárseles pues discutían mucho por puntos de vista, para este tiempo ya Nicolas tenía unos 16 años.

Terminando la escuela fue enlistado al servicio militar, un lugar donde tuvo que valerse aun más de sus habilidades y manipulación de las personas para poder sobrevivir. Estando en aquel lugar solo le tomo confianza y respeto a una persona, Gilmer, quien se convirtió en su apoyo y amigo, sin embargo no todo era bueno, o por lo menos no duro mucho.

A dos semanas de terminar su servicio militar y ya a punto de cumplir 17 años, Nicolas fue enviado a una misión con todo su pelotón, en dicha misión la masacre fu grande, ante los ojos del muchacho caían sus compañeros muertos, otros se retorcían de dolor y sufrimiento, pero él y Gilmer seguían adelante hasta que el cuerpo de su compañero salió volando, cayendo a uno metros de él. Desangrándose, agonizante y con las piernas mutiladas y el brazo derecho casi molido, había pisado una mina “anti-persona”. Este hecho hizo que los ojos de aquel joven se llenaran de odio y desesperación mientras veía morir lentamente a su amigo.

Rápidamente Nicolas siguió en batalla, disparando, acecinando, apuñalando sin piedad a todo aquel a su paso con lágrimas en sus ojos y un dolor profundo en su pecho. Al finalizar la batalla la mitad del escuadrón había sido aniquilada y los que habían sobrevivido no eran el mismo. No se escuchaba ni veía sonrisa alguna, ningún rezo o palabra de aliento, todos estaban llenos de sangre, sucios y heridos, mientras que Nicolas dibujaba en su rostro una macabra risa de satisfacción por unos instantes, aquello mientras una luna carmesí se posaba en el horizonte.

Desde aquel “incidente el chico no fue el mismo. Dos semanas después Nicolas volvió a casa, serio, distante, frio y sin muestra alguna de sentimiento, pero su madre lo comprendía y decidió hablarle, le contó el sufrimiento y misterios que azolaban el mundo, en ese momento y en tiempo remotos, que ella lo había padecido y su padre también.

- Pero el solo es un rico, un acaudalado que nunca le ha faltado nada ¿Cómo puede saber él que sucede?

- Es que el no es tu padre, solo es el hombre que se hizo responsable de mi luego del embarazo y me ayudo a formar una nueva vida, tu verdadero padre yace en Grecia, aislado, en un viejo manicomio al lado de un cementerio –

- Así que mi padre perdió la razón, jajajaja, que risible, padre y ahora hijo deambulando el camino de la desesperación y la irracionalidad-

Liliam abofeteo a su hijo con tal fuerza que le partió los labios, con una furia en su mirada, indignación y desdicha.

- El vio cosas que tú no te imaginas, él siempre vivió ligado a la muerte y luego vio como esta consumía todo a su alrededor, sus compañeros, su maestro, discípulos y por poco a mí. Él era el increíble santo de cáncer o quien una vez iba a obtener dicha armadura pero la cedió a su hermano cuando decidió que era momento de retirarse, pero no todo fue tranquilo; una batalla se comenzó a librar y el tubo que ir a la batalla como apoyo, pero todo resulto en caos y el fue reducido a solo un maniaco mas, despreciado y solitario, envuelto entre sombra -

- Madre por favor no soy ningún niño pequeño, esas historias de santos, de guerreros, dioses me la contabas cuando era un bebe, un niño, no puedo creer tales estupideces -

La madre del muchacho se levanto le dio otra bofetada y le mostro en su mano como un brillo de singular aprecia, mientras sonreía y le daba una mochila con varias de sus pertenencias y cosas básicas, también un boleto para que se fuera hacia Grecia por su padre.

El muchacho asombrado no dijo ni una sola palabras, tomo las cosas no se despidió de nadie y se marcho en busca de aquel maniático que era su progenitor, sabría solo Dios si aún vivía y si lo dicho por su madre era cierto, pero algo si tenía seguro Nicolas y era que tenía un viaje gratis y no lo desaprovecharía mas para alejarse de tanta gente hipócrita que le servía en aquel lugar

Las horas transcurrieron con ansiedad en la mente de Nicolas y tan pronto arribo a Grecia comenzó la búsqueda, todo el mundo se reía de él, muchos lo trataron de loco, de anormal, otros se ofendían pues pensaban que el chico les tomaba el pelo y así tardo dos meses en poder dar con el rastro de un “ermitaño”, un hombre solitario, imposibilitado mental para muchos, necrofilico y caníbal para otros, un hombre la cual nadie se le quería acercar y por dicha razón no se metían en sus terrenos.

En una noche de luna carmesí Nicolas llego a aquel pueblo, uno que limitaba con una serie de colinas y macizos montañosos increíbles e inaccesibles, se decía que nadie podía entrar en aquellas montañas, más que en el bosque donde habitaba aquel 2hombre”. Sin importarle nada, Nicolas entro a aquel bosque, ruidos extraños se escuchaban, los animales corrían sin cesar y un viento frio y lúgubre cubría toda aquella noche oscura la cual solo era iluminada por aquella luna carmesí.

De pronto, de entre las tinieblas unos extraños seres salieron, atacando al muchacho que los miraba y veía unos ojos rojos como la sangre y la luna, con un indescriptible e indudable olor a muerte, pero también apareció un hombre entre sombras que rodeado de pesares, aullidos, lamentaciones y un aura de muerte libro al muchacho de aquellas criaturas pero al mismo tiempo lo tomo por el cuello y lo levanto, azotándolo contra un árbol.

- ¿Qué haces aquí muchacho?, ¿acaso no valoras tu vida?, si ese es el caso infórmamelo de una vez para así mandarte a la agonía eterna del infierno, para que sufras por la eternidad –

Aquel hombre hablaba tranquilamente mientras sostenía el cuello de Nicolas y este tenia los ojos completamente abiertos y exaltados mientras que su respiración se cortaba lentamente, era increíble, pero de pronto vio en el rostro de aquel hombre una marca que él tenía, era su padre.

- Li… Liliam me envió, soy su hijo, soy tu… hijo –

Aquel hombre no mostro sorpresa en su rostro, tampoco lo soltaba, al contrario lo ahorcaba a un mas, era una fuerza descomunal que mantenía al chico de diecisiete años casi inmóvil y mas pálido de lo normal.

- Lilliam me escribió y me dijo de tu búsqueda, pero no me interesa, no recuerdo haber tenido un hijo tan estúpido y débil, creo que le haría un favor a la humanidad, a tu madre y hermano si te arrojo ahora mismo al infierno -

Ante la sorpresa del muchacho Necolai abrió las ondas del infirno y arojo el alma de su propio hijo a la montaña yomotsu. El joven sintió como un viento frio halo su cuerpo y lo taravesaba mientras luego veía de lejos su cuerpo y caía en aquel infierno. Al levantarse estaba en un lugar lúgubre y mortal, un sendero de muertos, de almas caminaban hacia el descanso o la tortura eterna mientras a lo lejos Niolai lo miraba.

- Si eres mi hijo debes poder salir sin ningún problema de este lugar-

Lógicamente por su inexperiencia e inseguridades Nicolas no pudo salir de aquel lugar, pero sorprendentemente resistió por bastante tiempo y eso llamo la atención de Nicolai quien se había ido y luego regresado a ver si ya había muerto.

- Eres perseverante, aunque muy fresa para mi gusto muchacho, are que llores sangre, que seas usado por los muertos y que tu alma se desgarre de sufrimiento, pena dolor, pero todo eso será por tu bien, además de que serás útil en el futuro y yo me divertiré un rato, o algunos años. -

Ante la sorpresa de Nicolas Nicolai lo saco de aquel lugar, le enseño lo que debía saber y decidió entregarlo, lentamente Nicolas se volvió más como su padre, dejo salir aquellos odios y rencores, ese amor por la muerte y muchas cosas más que hicieron que se dijera por todos los alrededores que ahora habían dos locos en el bosque, ellos merodeaban en als noches los alrededores del antiguo santuario, los bosques y praderas, pasados ocho años, Nicolas vio como lentamente su padre moría así que hizo lo que mejor le pareció y que su padre le agradeció en aquel instante, abrió un pasaje a yomotsu y el mismo arrojo a su padre al descanso eterno, tomando luego al responsabilidad de su progenitor, entre almas, y lamentos, entre la cordura y la locura, en el solitario manicomio y en el cementerio hablando con los difuntos, además de un lugar privilegiado que pocos conocían, ahora era el santo dorado de cáncer, anquen no vistiese armadura como los de antaño ni pudiese estar en el santuario. De eso ya varios años y ya con veinte ocho años Nicolas es el terror de aquellos lares aunque muchos crean que nunca le han visto el rostro, solo Metismo quien sabe de la identidad y el pasado del santo, un signo y pasado que los relaciona..

Adicional: Puede entrar y salir a voluntad de Yomotsu Hirasaka


Nombre del Anime/Manga/Videojuego del que proviene: Es un Fan-art

Nombre original del personaje: Es un fan-art


Última edición por Nicolas el Sáb Jun 16, 2012 9:15 am, editado 1 vez
avatar
Nicolas
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 2

Fecha de inscripción : 27/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nicolas de Cancer

Mensaje por Halestorm el Miér Jun 13, 2012 5:07 pm

Personaje Aceptado

Bienvenid@ al rol, esperamos que tu estadia sea grata y por sobre todo, diviertete.


avatar
Halestorm
Admin
Admin

Mensajes : 23

Fecha de inscripción : 19/05/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.