Últimos temas
Últimos temas
» ausencia por fallas tecnicas
Lun Dic 05, 2016 11:57 pm por Lied

» Nueva apariencia del foro
Vie Dic 02, 2016 10:53 pm por Lied

» Petición de Personaje
Miér Abr 17, 2013 10:53 pm por Halestorm

» Ficha de Hiroto de Libra (incompleta)
Sáb Oct 27, 2012 3:18 pm por Hiroto

» Hola!!!
Sáb Oct 27, 2012 2:48 pm por Hiroto

» En los Pasillos de Heinstein~
Lun Oct 01, 2012 12:38 pm por Elijah

» AfiliaForos
Sáb Sep 29, 2012 4:30 am por Invitado

» mi ficha
Jue Sep 06, 2012 3:40 pm por Lied

» Mansión Loussier
Jue Sep 06, 2012 1:40 pm por Mistress

Links Directos
Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  

Conserva y comparte la dirección de Saint Seiya Dark Paradise en tu sitio de bookmarking social


Bajo la Luna Roja

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bajo la Luna Roja

Mensaje por Asbeel el Jue Mayo 31, 2012 7:10 pm

La luna roja se observaba en su máximo esplendor, bañando de carmesí las calles de aquella metrópoli se refugiaba en la comodidad de sus hogares. O esa era la impresión que tenía Asbeel porque llevaba dos horas caminando y sin ver a nadie, ni una sola alma, ni siquiera borrachos o prostitutas en las esquinas.

Sabía que la razón por la que el miedo reinaba en aquel lugar y obligaba a los ciudadanos a estar en sus hogares era esa luna sangrienta que gobernaba el cielo nocturno. Sabía que era arriesgado y podía verse como un gesto de torpeza extrema vagar por las calles de Wallachia solo y en plena noche, pero Asbeel no tenía miedo. Él podía caminar libremente por donde se le diera la gana ya que a diferencia de los demás tenía el poder de enfrentar a los demonios y seres malignos que se sentían los dueños de la ciudad.


Como un cazador sigiloso se escondió en la penumbra, saltando por las azoteas. Se podían ver sus ojos verdes penetrar en la tenebrosa oscuridad, como dos llamas de fuego verde infernal y también se escuchaba el sonido de fuertes pisadas que iban detrás del fuego verde. Aquel velo nocturno le permitía moverse con libertad, sin preocupación de ser visto, aunque realmente eso no importaba ya que no había una sola alma a la vista. Todos eran muy cobardes como para bailar con los demonios. Se sentía como el amo de la noche.
Aunque todavía se consideraba un humano, en el fondo sabía que latía el corazón de un demonio y no podía ignorar esa naturaleza. La luna roja lo hacía sentir fuerte y agresivo, como si una fuerza extraña le ordenara ser violento y asesinar a sus semejantes, los demonios. No tenía otra opción ya que no iba a dejar que lo asesinaran, eso era obvio.

El sonido del viento y el rugir de los demonios era lo que se podía escuchar en los techos.

Podía sentir sus presencias no muy lejos de él, lo habían estado siguiendo ya que era lo único que se movía en las calles moribundas.-Nunca se cansan…. ¿qué es lo que les pasa? ¿Están enamorados de mí o qué? Pero no les voy a dar la satisfacción de atraparme, malditas ratas con cuernos.- Les dijo a las desagradables bestias con hocicos babeantes que se cernían frente a él, posadas como gárgolas en los bordes de las azoteas, mirándolo de froma sanguinaria.

El joven desplegó sus garras y dejó ver sus cuernos que parecían ramas retorcidas. El juego de supervivencia comenzaba, y como siempre él iba a ser el ganador.
avatar
Asbeel
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
5/50  (5/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Anabeth el Vie Jun 01, 2012 2:07 am

La noche tintaba de un espectacular color rojizo, todo resaltaba de una forma escarlata que los habitantes del lugar ya acostumbraban a ver. El sonido de lamentos, risas, gritos, se manifestaban juguetones por las calles mientras las puertas y ventanas de las chozas mantenían refugiados a los huéspedes de esa nación.

Un inusual grupo parecía correr por sobre los tejados de algunas casas hasta proyectarse en la cima de los edificios dispersándose, persiguiendo y a la vez huyendo de alguien que había encontrado una latente amenaza sobre esos seres. Lejos de lo que se suponía ser de su destino, esa persona encapuchada solo miraba la dirección que necesitaba para rastrear lo que se suponía la manifestación de aquellos demonios que gozaban de la vida que les brindaba la luna. Regocijados abandonaron a esa persona atraídos por el nuevo aroma que inundaba esa zona, deteniéndose también le percibía pero el interés que ese grupo denotó sobre la adquisición de un joven sin un aparente destino les resultó muy tentadora y por demás prometedor.

La única parte visible era la mitad de su rostro, algunos mechones rubios escapaban desordenados por aquella pesada tela. Dando un paso hacia delante se detuvo mientras sus labios se abrieron para después cerrarse por la misma calma que debía mantener, sin duda jamás pensaría que un hombre pudiera transformarse en lo que cualquiera podría llamar un “monstruo”. La demás compañía de demonios se lanzaba, lo único que no comprendía era porque atacar a uno de los suyos cuando se trataba de una misma especie. Y justamente detrás de ese individuo uno del grupo al que perseguía, al que había considerado como el líder se incorporaba en lo que suponía un nuevo espacio…

Un impulso viajo por todo su sistema para correr de aquel techado y saltar inversamente dando una magnifica pirueta al aire, aquel grupo había olvidado su presencia y eso no se lo perdonaría a cualquiera. Cayendo al suelo se interpuso frente al pelinegro desenfundando su espada, golpeando con la empuñadora a esos seres para después de un limpio corte herirlos dejando que las sombras de sus cuerpos se desvanecieran como mero humo mientras que otros yacían en el suelo deshaciéndose. Su misma técnica se percibía como los movimientos a un previo ensayo a tal escenario, todos al notar la fuerza de ese extraño se amontonaron hasta que volviendo a saltar giro sobre su eje descubriendo ante si su cosmos, lanzándolos con la fuerza del aire para darse el espacio que necesitaba.

El mayor de todos observaba sonriente desde su escondite, la persona encapuchada que se veía provista de unos guanteletes y botas de segunda mano no dudo en retar a esa criatura mientras esta despedía la sensación de muerte y hostilidad. Saliendo de manera incorpórea el extraño se concentró para desplegar su capa y arrojarla entre ellos descubriendo la identidad de una mujer que rondaba por los veintes…

avatar
Anabeth
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 07/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
23/39  (23/39)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Asbeel el Jue Jun 07, 2012 4:24 pm

Su apariencia se veía más agresiva que en un principio, como esas afiladas prolongaciones que habían sustituido en totalidad sus dedos humanos, constituidas por madera oscura como el ébano y brillante como la obsidiana, al igual que los cuernos retorcidos que eran mucho más largos e imponentes que las vergüenzas que los otros intentos de demonio llevaban incrustadas en el cráneo.

La penetrante mirada del joven demoniaco se posó en el que parecía ser el que comandaba a las otras bestias carentes de cerebro. Si lo destruía los demás iban a huir, así era como funcionaban sus patéticas mentes. El ser de mayor poder era el líder de la manada y los demás lo seguían como un rebaño de ovejas. Pero mientras pensaba en la forma de atacar, un extraño individuo envuelto en una capucha apareció en el escenario nocturno, atacando con la funda de su espada y realizando movimientos veloces. El pelinegro se quedó boquiabierto mientras observaba sin moverse los pasos de la figura oculta por una capa ondeante.

Más tarde el ente misterioso que le recordaba a la mismísima muerte iluminada por el destello color sangre se reveló como una mujer rubia al deshacerse de la capa que la cubría, lo cual llamó la atención de Asbeel. De donde venía no era común ver “señoritas” con habilidades de pelea, y mucho menos señoritas dispuestas a hacerle frente a los engendros de la Luna Roja.-¿Y tú quién diablos eres? Espera... tú eres el cosmos que había estado sintiendo. Luego hablaremos, primero debo acabar con el inútil que ves más allá.- Le dijo a la mujer, señalando a su rival con la mirada asesina y sanguinaria que sólo un demonio podía poseer, o en su caso un humano que había recibido sus poderes de un demonio y ya casi era uno de ellos. Asbeel se lanzó sobre el más grande y feroz de los demonios, aquel que permanecía alejado de la acción mientras los otros eran aniquilados por la doncella de la espada.

Sus enormes garras lo ayudaron a apresar al gigantesco demonio, usando el largo de sus agujas de madera para cerrar el hocico de la bestia mientras usaba la otra para sostenerse de uno de sus cuernos.-Ya no eres tan rudo, sólo feo y repugnante como todos los de tu tipo.- Dijo, sujetándolo con fuerza para que no lo hiciera caer. El demonio ya había cavilado la forma de quitarse al chico de encima. La bestia no era tan estúpida como aparentaba y el Santo iba a pagar el haber subestimado la inteligencia de la criatura. El demonio saltó hacia las calles vacías con la cabeza por delante, logrando estrellar el cuerpo del santo contra el suelo duro de roca. La batalla había sido transportada desde los tejados a las calles envueltas en un silencio sepulcral. Por un momento perdió la visión y sintió la cabeza dar vueltas. Un hilo de sangre se asomaba por su frente, recorriendo la mitad de su rostro. Mientras Asbeel se retorcía de dolor, la bestia mordió las estacas arrancándolas de su mano izquierda aprovechándose de la debilidad del caballero demonio. Una mueca de dolor y angustia apareció en el rostro del Santo de Piscis mientras las llamas de sus ojos aumentaban y se salían de sus cuencas, desembocando el fuego infernal que se extendió rápidamente por todo su rostro y el resto de su cuerpo, envolviéndolo en un resplandor verdoso que opacaba la luna roja, cegando al demonio.

El fuego se fue extinguiendo poco a poco. Las garras se regeneraron rápidamente creciendo desde los muñones junto a hermosas flores azules. Su cuerpo era como el de una planta, podía restaurar los daños mientras estos los hubiera recibido transformado ya que la carne humana sanaba a un ritmo normal pero en su forma de planta las reglas que afectaban a los mortales no regían a Asbeel. –Veo que no eres tan imbécil como aparentas. Te voy a destrozar, no espere ningún tipo de compasión de mí animal asqueroso.- Refunfuñó, poniéndose de pie y apuntándole con uno de sus alargados dedos de madera oscura.
avatar
Asbeel
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
5/50  (5/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Anabeth el Vie Jun 08, 2012 3:42 pm

No existía una certera explicación por la cual arriesgaba todo por ese hombre, simplemente algo le llamaba por querer ayudarle además de que la noción de dejar que fuera víctima por otro ataque no le permitía abandonarle. Moviéndose a través de aquellas criaturas siguió veteando entre los espacios libres que le dejaban previendo desde mucho ante sus acciones. La voz de ahora ese “demonio” se prolongaba hacia la guerrera avisándole de la propia energía que dejó escapar, ladeando su rostro contempló como su iris se encendía ferozmente hacia la figura que le incitaba a terminar de una vez por todas esa pelea.

Distraída observando ese semblante el séquito de entes aumentaron como si alguien más les invocara arrebatándole su espada. El arma salía volando lejos de su alcance para clavarse nuevamente en el suelo mientras que sujetándola la alzaban para rasgar y dislocar cada músculo de su cuerpo. La rubia intentaba zafarse sin desatar su cosmos, implicaba un alto riesgo liberar su poder así como así. Siguiendo con ese ritual de asesinarla y despojarla de su brillo, ella seguía pendiente de ese ser que era lanzado contra el suelo… angustiada parecía como si el mismo tiempo se detuviera siendo testigo de cada detalle, de cómo esa bestia lo embestía mordiendo parte de las garras ajenas, alzándose sobre él y retirarse mientras aun podía saborear el dulzor de su sangre. Tras unos instantes algo increíble sucedía, o para la mujer algo que le dio en su interior mucho pavor.

En un centelleo un incendio comparado al esmeralda fue envolviendo a ese extraño, cada uno de ellos mantuvo su faz en dirección al enemigo considerándolo una seria amenaza. Cerrando sus ojos murmuró con suavidad…


Ave María, gratia plena… -las palabras apenas proferidas de sus finos labios parecieron desembocar unas ahogadas risas, era demasiado risible tener presencia de una fiel creyente a los preceptos de la iglesia y al mismo Dios pero más que eso..- Dominus tecum, benedicta tu in mulíeribus.. -desde su pecho un fulgor de color plata resplandecía intermitente, expandiéndose en cada rincón de su ser adquiriendo al mismo tiempo una loable fuerza que hacía retroceder a esos demonios- et benedictus fructus, ventris tui Jesus.

Sancta María, Master Dei.. -prolongando su rezo aquella luz se alzaba mientras al otro lado del escenario el combate seguía manteniéndose entre esos dos demonios. La guerrera quería terminar todo con un solo golpe hasta que conseguir todo su cosmos este se desplegaba intensamente contra los que la apresaron cegándolos y destruyéndolos al robar esa energía y convertirla en algo de lo más puro. - …ora pro nobis preceatóribus.. -su cuerpo caía sobre el tejado exhausta, respirando agitadamente localizando inmediatamente su espada. Caminando con pesadez hacia su dirección bajaba por el tejado dando un salto justo detrás del monstruo que amenazaba al hombre que decidió proteger momentos antes. - minc et in hora mortis nostrae… Amén..

Alzando su arma al firmamento, las estrellas brillaron débiles, opacadas por la luz de la luna y algunas nubes que moteaban impidiendo ver el infinito. Caso contrario a ese hombre, la joven incendió su arma mientras que todo su cuerpo parecía ser consumido por el fuego que provocaba, la luz de la luna parecía ser movida a otro espacio dando sitio al siguiente resplandor que consumiría todo a su paso. -
avatar
Anabeth
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 07/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
23/39  (23/39)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Asbeel el Dom Jun 10, 2012 11:37 pm

El Santo convertido en demonio guardaba su distancia de aquel ser que sólo podía provocarle repulsión y malestar de estomago. Estaba harto de su rostro, especialmente de esa lengua que se asomaba por su boca y el líquido viscoso que se suponía era saliva, aunque cuando tocaba el suelo derretía las rocas. Había sentido un ardor en la mano que se regeneró pero no sospechaba que fue ocasionado por esa espesa saliva verdosa. El miserable ni siquiera se movía, permanecía quiero en su lugar como una estatua y con sus ojos brillantes posados sobre el joven sin perder un solo movimiento. Lo único que se movía era su alargada lengua y la sustancia corrosiva que salía de su hocico.

Sólo pensaba en terminar rápido con aquella bestia para ir donde la mujer. Tenía muchas preguntas por hacerle ya que nunca la había visto, sin embargo aquel cosmos lo había invocado a ese lugar, era su razón de encontrarse ahí. Se preguntaba su la rubia sería capaz de combatir a esos fenómenos ya que aunque le había demostrado que era fuerte y un ser capaz de protegerse, no cualquiera podía combatir a los demonios. Podían tener un bajo nivel intelectual pero todos nacían con un marcado instinto asesino, potenciado por la luna de sangre.

Asbeel dio un salto sacando sus afiladas garras con las cuales pretendía perforar el cuerpo del demonio, pero la criatura lanzó una bola de saliva, lo que hizo que Asbeel cambiara su dirección. La burbuja cayó en el suelo, derritiendo por completo el lugar en el que Asbeel estaba parado hace nada. Estando en el suelo se agachó y pegó un salto hacia atrás, usando su mano derecha como escudo tras extender las estacas. Estaba por hacer un nuevo intento por atacarle cuando la mujer rubia apareció en la escena, desatando el fuego sobre su arma y... ella misma, aparentemente, si es que sus ojos no lo engañaban. ¿Estaba loca? ¿Qué clase de táctica extraña era esa?
avatar
Asbeel
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
5/50  (5/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Anabeth el Miér Jun 13, 2012 11:01 am

Tras presenciar los movimientos de esa bestia lo más lógico era guardar la distancia, colocándose detrás de ese monstruo midió su propia fuerza para que las llamas llegasen solamente a él y no causar una tragedia de la que se podría arrepentir al final.

El fuego se levantaba inclemente en una especie de pilar, cayendo en forma de cascada hacia el suelo buscando a su enemigo. La guerrera se sostenía sobre su espada, como si aquello fuera lo único que la sujetara a la vida antes de hallar su propia muerte en semejante hazaña. La bestia que mantenía su vista puesto en aquel extraño ser simplemente volteó para clavar sus orbes sobre la rubia soltando una ahogada risa, avanzando sin temor entre las llamas tal como si se tratase de su hábitat natural, colocándose frente a frente de aquella que interrumpía un combate desatado claramente entre demonios extendió su diestra traspasando el pilar de las flamas sosteniéndola por el cuello, Anabeth no tuvo más opción que soltar su arma para luchar con aquel que intentaba claramente asesinarla.

Asomando serpentinamente su lengua palpo a escasos centímetros el aura que desprendía la mujer, claramente poseía un fuerte cosmos pero no el suficiente para hacerle frente. Asfixiada lentamente perdía el conocimiento de si misma, no obstante su fuerza no se desvanecía cuando clavó con desesperación sus manos en los antebrazos de esa cosa para que centrara su atención solamente en ella.

Separando sus pies del suelo pendía como un pequeño trapo, jugando antes de acabarla puesto que su contrincante podría esperar mientras se deshacía de esa molestia. La rubia observó detenidamente al extraño que decidió proteger interviniendo, indicándole que tenía la oportunidad de atacarlo por la espada ya que antes de su encuentro no fue la única vez que lucho contra el demonio que la apresaba entre sus garras, el darse cuenta que era el único capaz de hacerle daño era sin duda ese hombre. Aunque si fallaba en lo que realmente era… su vida llegaría hasta ese desolado paraje de Wallachia.

avatar
Anabeth
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 07/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
23/39  (23/39)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Jade el Sáb Jun 16, 2012 1:54 pm

Bajo el amparo de la Luna de Sangre un particular dúo se encargaba de luchar contra los demonios que normalmente rondaban las calles, acabando con los civiles y de vez en cuando raptándolos para propósitos indeterminados. Luego de una lucha de lo más movida la mujer se encargaba de crear un pilar de fuego que terminó por quemar a la última de las criaturas…quien sin más surgió de forma amenazante, predispuesta a arrancarle la cabeza de cuajo. Si el otro no se movía o si la chica no volvía a preparar su espada su muerte sería un hecho concreto. Sin embargo…

Jijiji, quien diría que me encontraría con esto en un viaje de placer? Oh adelante, sigan sin pensar en mí, solo soy una espectadora pasajera.

Una voz infantil y cantarina resonó por todo el lugar, proveniente de un tejado cercano donde una muchacha de cabello rosa los observaba con el mentón posado sobre la mano derecha, sentada sobre un trono que hasta hace unos instantes no estaba allí.

Pero…porque no lo hacemos más interesante? Sí, me gusta esa idea. Dijo la chica esbozando una sonrisa animada mientras entornaba su mirada y apuntaba al trío que se levantaba a sus pies: en menos de un segundo el sonido del aire rasgándose se sobrepuso al del fuego que se apagaba y de inmediato el demonio era cortado en cientos de pedazos que dispersaron sangre por toda la calle; era el efecto causado por incontables hilos invisibles que actuaban como navajas inmateriales y que de no ser esquivadas, tendrían el mismo efecto sobre el hombre y la mujer.

Daño: 7x10 = 70x2 = 140

Offrol: Vamos a darle movimientouh a esto, shi? <3

Los reto a una batalla, el modo lo eligen uds ya sea 2vs1 o 1vs1 mientras el otro escapa, como deseen~


Última edición por Jade el Sáb Jun 16, 2012 1:56 pm, editado 1 vez
avatar
Jade
Berseker
Berseker

Mensajes : 8

Fecha de inscripción : 12/06/2012


Datos
Nivel: 1
Experiencia:
25/40  (25/40)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Mistress el Sáb Jun 16, 2012 1:54 pm

El miembro 'Jade' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Ataque' : 7

--------------------------------

#2 'Velocidad' : 2
avatar
Mistress

Mensajes : 87

Fecha de inscripción : 05/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Asbeel el Dom Jun 17, 2012 12:20 am

El demonio poseía un poder notable ya que ni las llamas parecían dañarlo. Era de esperarse siendo una criatura del averno pero aún así se le figuraba como algo sorprendente que pudiera desplazarse entre las llamas como si se tratara de nada. El objetivo de esa criatura era asesinarloS, pero Asbeel no iba a dejar que eso pasara.

Sus garras se extendieron más de lo normal, formando con ellas una especie de barrera para frenarlo pero, antes de que éste lograra atacarlos, la voz de una mujer, parecida a la de una niña por ese tono infantil que usaba para expresarse, llamó su atención. Antes de que pudiera embutirle un buen golpearlo el demonio fue cortado por algo invisible.

Asbeel se adelantó, protegiéndose con la ya formada barrera de estacas, las que fueron cortadas de inmediato, cercenadas de una forma brutal. El chico gritó adolorido por la pérdida de sus garras, y como no iba a hacerlo cuando era como si le hubieran cortado sus propios dedos de raíz. Aunque podían ser regeneradas él sentía el dolor, incluso era un proceso doloroso restaurarlas.

Sabía que no podía seguir así, dejándose amputar por los enemigos. Esa no era una manera inteligente de luchar. Y mucho menos con un enemigo poseedor de un cosmos tan espeluznante. Había comprobado su poder al destruir con suma facilidad a ese ser al que él y la rubia no habían podido si quiera rasguñar. Invocó a la Cloth de Piscis, la cual bajó desde los cielos envueltas en un pilar dorado de luz, cubriendo cada sección del cuerpo de Asbeel mientras pasaba a su forma humana, dejando atrás ese aspecto de ser horrendo y mostrando la belleza característica de los Santos de Piscis.

-Eres una maleducada, no te puedes meter en una pelea como si nada, bastarda.

Le dijo a la mujer, lanzando un haz de luz en su dirección, una especie de rayo de energía que pretendía dañarla.
-----

Daño: 20

HP: 350 -90 = 260


Última edición por Asbeel el Dom Jun 17, 2012 9:24 pm, editado 1 vez
avatar
Asbeel
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
5/50  (5/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Mistress el Dom Jun 17, 2012 12:20 am

El miembro 'Asbeel' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Ataque' : 2

--------------------------------

#2 'Defensa' : 5

--------------------------------

#3 'Velocidad' : 1
avatar
Mistress

Mensajes : 87

Fecha de inscripción : 05/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Anabeth el Lun Jun 18, 2012 1:06 pm

La tensión seguía generándose en su cuerpo, sus labios se entreabrían en la búsqueda de más partículas de oxígeno para no asfixiarse. Mientras tanto aquellas garras que parecían ensartarse por sobre su piel desprendían ese líquido tan característico de la sangre los cuales resbalaban finamente augurando el peor final de esa mujer, de inmediato siendo cercenado la bestia caía en pedazos donde su alarido resonaba en lo tétrico de esa calle donde incluso la mujer al ser soltada caía al suelo sujetando su mismo cuello con ambas manos volviendo a tratar recobrar su energía.

Como cuchillas invisibles su cuerpo se exponía debido a la rasgadura de sus ropajes, los cortes tanto en sus botas como sus guantes no ayudaban a protegerla cuando se veía atrapada en esa infinita red de hilos. Quedándose quieta y teniendo cuidado a no moverse Anabeth pudo cerciorarse que a pesar de estar en una situación de muerte pudo observar como había llegado más cerca a su arma gracias a la destrucción de aquel monstruo por lo que parecía ser una mujer. Sujetándole de la hoja le arrastro hacia ella para después cortar alrededor de sí y liberarse ella misma, los cortes limpios sobre su piel se manifestaban desangrándose más no significaba algo inconveniente para la rubia que miraba con más determinación ese nuevo cosmos que amenazaba a esa pareja. Inclinándose hacia delante retomo unos pequeños saltos para tomar la altura necesaria y hundir su espada entre la penumbra de la noche generando una fuerte ventisca que iba detrás del ataque de ese hombre vestido de una magnifica armadura dorada. Potencializando el ataque del extraño sus poderes se combinaron extrañamente retomando más fuerza de lo inusual.

Temblando podía ver como las cosas para una desconocida como ella no le resultaban tan extrañas, era sorprendente ver que no dudara de ese hombre que ahora vestía una armadura que deslumbrara como el mismo sol opacando la oscuridad de las calles, la luna roja parecía perder su brillo en presencia de dicha vestimenta aunque su fulgor recobraba poder en presencia de esa mujer que yacía sentada en el tejado y que de lo contrario de no hacer nada, terminaría muerta.

________
Daño: 10 x 10 = 100 x 2 (Velocidad) = 200

HP: 250 – 40 (Daño) = 210


Última edición por Anabeth el Miér Jun 20, 2012 9:52 am, editado 2 veces
avatar
Anabeth
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 07/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
23/39  (23/39)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Mistress el Lun Jun 18, 2012 1:06 pm

El miembro 'Anabeth' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Ataque' : 10

--------------------------------

#2 'Defensa' : 5

--------------------------------

#3 'Velocidad' : 2
avatar
Mistress

Mensajes : 87

Fecha de inscripción : 05/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Jade el Lun Jun 18, 2012 2:22 pm

El ataque había dado en el blanco…incluso si no era demasiado el daño, el factor sorpresa los había inhabilitado lo suficiente como para causarles ligeras laceraciones sobre su piel. Quien parecía más afectado e indignado por su movimiento era el hombre, quien en medio de su contestación ridícula invocaba una Armadura Dorada. Ciertamente había pescado un pez gordo al atacar.

Ay ay niño, así no se le habla a una mujer. Modera tu lengua. Le dijo la pelirrosa mientras entrecerraba sus ojos, enfocando su mirada al frente y notando como una rayo de color dorado se dirigía en su contra: moviendo sus hilos para crear una defensa rápida resintió el efecto nocivo del cosmos de los Santos.

Agh… asi que…eso es todo? No me hagan reir. Comentó mientras levantaba la cara y mostraba una sonrisa que menguaba entre la comicidad y la sardonia. Desapareciendo del trono que había materializado para así materializarse frente al dúo, haciendo ondear su capa y mostrando la armadura que había más abajo: hecha de un material rojo como la sangre y puntiaguda como el mejor cuchillo en una guerra, Jade Gagnebin revelaba su identidad como uno de los guerreros de Ares, una Berserker.

Ahora arrodíllense. Dijo apuntándoles de nuevo con su índice, haciendo una seña que en cualquier otro contexto rezaba “besen el suelo”. El problema era que efectivamente, los hilos ahora los obligarían a ello.

Daño: 10x10 = 100x1 = 100
Defensa: 3x10 = 30x1 = 30
Daño defendido (Asbeel): 20 – 30 (Defensa) = 0
Daño defendido (Anabeth): 200 – 30 (Defensa) = 170
HP: 400 – 170 = 230



Última edición por Jade el Lun Jun 18, 2012 3:02 pm, editado 2 veces
avatar
Jade
Berseker
Berseker

Mensajes : 8

Fecha de inscripción : 12/06/2012


Datos
Nivel: 1
Experiencia:
25/40  (25/40)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Mistress el Lun Jun 18, 2012 2:22 pm

El miembro 'Jade' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Ataque' : 10

--------------------------------

#2 'Defensa' : 3

--------------------------------

#3 'Velocidad' : 1
avatar
Mistress

Mensajes : 87

Fecha de inscripción : 05/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Kazuma el Lun Jun 18, 2012 2:43 pm

La batalla había comenzado, y la pequeña del cabello rosado partía con ventaja, había conseguido dañar a los dos santos, no obstante una tercera voz irrumpió en aquel lugar.

-Oye, oye...ya te vale chica. Puedes pegar al afeminado y a la marimacho tanto como desees, pero no te comas mis peones.

Un hombre surgió de entre la oscuridad, aún estaba lejos y su rostro no se podía distinguir aún, aunque hubo un momento en el que su ojo pudo verse brillando en la oscuridad, al dar una calada de la pipa que llevaba. Así es, aquel hombre llevaba un ojo oculto bajo unas vendas, era tuerto.

Pero pronto volvió a perderse aquel ojo verde entre las sombras, aunque no tardo en poder distinguirse su burlona sonrisa. Ya estaba mucho más cerca, y ahora podían distinguirse fácilmente sus facciones. Vestía un atuendo típico japones, y en sus manos sujetaba una pipa del mismo país, elegantemente. Realmente sus pasos eran muy lentos, estaba tranquilo, y analizaba a los dos santos.
Pero pronto se dirigió nuevamente a la chica.

-Maldita seas. Llevo desde hace más de una semana siguiendo el rastro de tu cosmos, al fin te encuentro. Lo has ocultado bastante bien, ni los demonios que envié dieron contigo, bueno...uno sí, y pobre de él. Al final, han sido los santos los que me han permitido dar contigo de una vez por todas, pues tu cosmos se ha sentido por toda la zona como una sacudida cuando has atacado.

En ese momento miró a los santos y hizo ademán de quitarse un sombrero que no llevaba

-Muchas gracias, señor , señorita

Luego inclinó la cabeza un poco , riéndose, y volvió a decir en tono de burla y desprecio: -Sea el que sea...

Ahora estaba mucho mas cerca, y a medida que avanzaba, trozos de metal surgian de los alrededores, colocandose en su respectiva parte, hasta cubrir todo su cuerpo. Finalmente estaba dentro de su armadura.

Cada paso provocaba un eco metálico. Había guardado y apagado su pipa. Estaba listo para luchar.

De entre las sombras de su espalda pudieron verse surgir unas pequeñas luces purpuras. Parecian seguirle. Mientras mas se acercaba, más había, surgian de la oscuridad, como multiplicandose.

-No os preocupeis. Os premiaré con un espectáculo de pirotecnia. ...''Llamas e insectos''

Al pronunciar estas últimas palabras , las luces parecieron aumentar de velocidad, y le dejaron atrás, pronto todos pudieron distinguir que aquellas luces tenian formas de mariposas. Y volaban peligrosamente en dirección a los santos.
______________________________________________________________

Spoiler:
-Nombre de la técnica: Llamas e insectos.
-Descripción : El nombre de esta técnica es un claro ejemplo de la ironía de Kazuma: todos saben que los insectos se dirigen al fuego, donde mueren, pero en esta ocasión es dificil decir quién tiene el papel de insecto o de llama. Kazuma crea a partir de su cosmos miles de mariposas , formadas únicamente por su terrible cosmos, estas revolotean por todo su alrededor, destruyendo cuánto tocan, pues estallan al contacto con algo, y todas van dirigidas hacia el enemigo de Kazuma.

2 x 10 = 20 , 20 x 2 = 40, DAÑO: -40



Última edición por Kazuma el Lun Jun 18, 2012 3:34 pm, editado 1 vez
avatar
Kazuma
Berseker
Berseker

Mensajes : 13

Fecha de inscripción : 18/06/2012


Datos
Nivel: 1
Experiencia:
30/40  (30/40)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Mistress el Lun Jun 18, 2012 2:43 pm

El miembro 'Kazuma' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Ataque' : 2

--------------------------------

#2 'Defensa' : 8

--------------------------------

#3 'Velocidad' : 2
avatar
Mistress

Mensajes : 87

Fecha de inscripción : 05/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Asbeel el Lun Jun 18, 2012 4:15 pm

Sus ojos no se desviaron de la mujer de cabello rosa, aunque había desaparecido en un parpadeo, apareciendo frente a ellos y mostrando una sonrisa que no le gustaba en lo absoluto. ¿Por qué sonreía? Estaban teniendo una pelea, no había ningún motivo para esbozar un gesto así. Ah, pero lo olvidaba, no estaba enfrentando a una persona coherente, se trataba de una mocosa, o de una mujer que no quería madurar, no lo sabía con certeza y tampoco es que le interesara mucho el aclararlo.

Lo que llamó particularmente la atención de Asbeel fue ver la armadura de tinte carmín que portaba esa mujer, una vestimenta que parecía haber sido teñida con sangre. Había escuchado algo respecto a ropajes sangrientos, Akos e Ivan se lo habían mencionado en alguna ocasión. Asbeel no era el alumno más atento del mundo, para que algo le entrara él debía interesarse, y aquel tema no debió haber causado gran impacto en él porque no se acordaba de nada, pero estaba relacionado con las guerras de las que siempre hablaba Akos.-Odio las clases de historia- dijo entre dientes.

-¿Por qué sonríes, estúpida? No soy tu bufón para alegrarte la existencia- Le dijo. En verdad esa mujer lo asustaba, no era normal. Tanto su cosmos como su técnica le daban mala espina, como alguien que podía impactarle un golpe que lo dejaría fuera de combate por semanas. La mujer intentó usar nuevamente esos hilos, pero esta vez para hacer que se arrodillaran, algo a lo que Asbeel se resistió, rompiéndolos con su pura fuerza. -Púdrete puta barata, yo no me arrodillo ante personas como tú.


Y cuando creía que las cosas no podían ponerse peores, otro sujeto muy extraño interrumpió con una voz que sólo podía ser tachada como muy molesta. Y como si no fuera suficiente la voz lo llamaba afeminado. Observó al sujeto que había dicho tal afrenta y se limitó a decir: ¿Me dice afeminado un imbécil que le roba los vestidos a su madre? Qué divertido…-Refiriendose al extraño vestuario, no muy común en Europa. Al parecer era un aliado de la mocosa de pelo rosado. Ambos estaban juntos para acabar con su paciencia. Se preguntaba por qué no le tocaban rivales normales, incluso el demonio se veía normal al lado de esos fenómenos. El chico elevó su cosmos ínfimamente, y de la nada creó un campo de rosas venenosas que extinguieron a las mariposas con su brillante aparición.-Ten cuidado con las rosas, muñeca- Le dijo a la mujer, si se descuidaba podría caer envenenada.

------

Daño ataque: 30

HP: 260


Última edición por Asbeel el Miér Jun 20, 2012 12:32 am, editado 1 vez
avatar
Asbeel
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
5/50  (5/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Mistress el Lun Jun 18, 2012 4:15 pm

El miembro 'Asbeel' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Ataque' : 1

--------------------------------

#2 'Defensa' : 5

--------------------------------

#3 'Velocidad' : 3
avatar
Mistress

Mensajes : 87

Fecha de inscripción : 05/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Anabeth el Miér Jun 20, 2012 12:43 am

Aunque era la primera vez que veía esa clase de armaduras, Anabeth seguía sin extrañarse en lo absoluto manteniendo la mirada en esa mujer que ya estaba preparada para dar el siguiente golpe, más cuando los hilos rodearon tanto a la guerrera como a ese caballero dorado una nueva presencia les acompañaba dirigiendo unas inusuales palabras hacia su camarada. Simplemente parecían peones que fueron usados para hacer salir a la pelirrosa, por lo que antes de que llegaran a alcanzarle los hilos uso su espada el cual mantenía su calor para incendiar el ataque y reducirlo a meras cenizas.

Alejándose de la pareja retrocedió manteniendo la distancia a todos, inclusive del pelinegro que menciono a primera instancia de su búsqueda acerca de su propio… ¿cosmos?.

De inmediato tomo una postura que decidiría los acontecimientos de ese evento, colocándose en guardia inclinó su cuerpo hacia delante haciendo girar constante la hoja del metal de su arma el cual sostenía por la empuñadura. Su rodilla descansaba en el suelo mientras se agazapaba teniendo en cuenta la advertencia de dicho campo de rosas que nacía frente a ellos como una trinchera. Desde tiempo que su viaje había comenzado abandonando su natal país por los hechos que se suscitaban a cabo por la luna roja, ahora podía darse cuenta que era a causa de ellos los cuales intentaban mantener al mundo en un pánico total. ¿Tenía miedo?, existía la posibilidad.


Seigneur, je fais confiance à mon corps pour vous…

Musitó para si misma envolviéndose ella misma en un brillo plateado que no podía reconocer, sin temor corrió para saltar sobre las rosas y dar un giro sobre el aire, la vista que nacía en el espacio entre los berserkers y la joven se manifestaba un águila donde agitaba sus alas siguiendo los movimientos corporales de la rubia, declinando sus garras hacia delante se detuvo para caer en picada atravesando con su espada ambos cuerpos al mismo tiempo. La pelirrosa asi como también el nuevo invitado que se unía al combate eran destajados por el golpe donde la ilusión de atravesarles resultaba tan viva como si lo hubiera hecho.

Estando en contraposición por detrás de ellos la rubia solo ladeo su rostro para observar la reacción ahora de sus nuevos enemigos.


________
Daño: 7 x 10 = 70 x 3 (Velocidad) = 210

HP: 210


Última edición por Anabeth el Miér Jun 20, 2012 12:47 pm, editado 1 vez
avatar
Anabeth
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 07/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
23/39  (23/39)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Mistress el Miér Jun 20, 2012 12:43 am

El miembro 'Anabeth' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Ataque' : 7

--------------------------------

#2 'Defensa' : 5

--------------------------------

#3 'Velocidad' : 3
avatar
Mistress

Mensajes : 87

Fecha de inscripción : 05/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Jade el Miér Jun 20, 2012 6:37 pm

Incluso si el chico de Piscis se hacía el duro, Jade notó el ligero tono de miedo que despedía su voz. Eso la hizo ensanchar aún más su sonrisa y afilar aún más su mirada maliciosa, con la cual fulminó al Dorado. Si antes sentía temor ahora lo haría experimentar un terror como ningún otro.

Oh chiquito, porque esa cara larga? Tu rostro se vería mucho mejor si cambiaras esa expresión tan estreñida.

Jugueteó la mujer…justo en el momento que alguien inesperado se metía a su pequeña rencilla; por su cosmos adivinó que se trataba de otro Berserker y por sus palabras, supuso que los demonios eran sus empleados. Sinceramente no le importaba, sus asuntos eran más importantes que unas simples mascotas destajadas.

Ju, a mí no me hables así anciano. Dijo con cara aburrida.

Desestimando la aparición del Berserker se volteó: ambos caballeros evitaban sus ataques con una presteza increíble y más aún, contraatacaban con igual brío. Chasqueando sus dedos una sola vez cortó gran parte de las rosas o mejor dicho, las que estaban de su lado. No tenía la más mínima intención de ayudar al mariposo a defenderse.

Eh…ha. Murmuró observando como la mujer saltaba y se lanzaba en picada, dejando que un aura semejante a un águila la rodeara. Levantando su mano derecha y deteniendo el golpe como si no fuera nada sintió una fuerte presión sobre su extremidad. La había dañado…y eso lo pagaría con creces.

Afianzando el agarre de su mano sobre el pie de la mujer simplemente la abalanzó contra el suelo sin soltarla, lo que creó una considerable grieta.

Te dejo al pescadito, yo me encargaré de esta apestosa. Dijo con odio reflejado en su voz mientras levantaba su pierna y clavaba el tacón sobre el abdomen de la afectada. Moviendo su izquierda materializó la que era su espada insignia: Mercurius. Te parece un duelo de espadas, pajarraca? Preguntó mientras apuntaba a la cara de la rubia usando su cosmos, haciendo que la hoja se extendiera y amenazara su ojo diestro. Le atravesaría el cráneo vacío de buenas a primeras.

Espero que no te moleste este poquitín de manipulación pero por la posición y postura de tu personaje no creo que lo puedas controlar, igual si algo te molesta dime y lo edito <3

Kazuma-chan yo me encargo de Annie, tu ve por Asbelito shi? Grazie~

Daño: 5x10 = 50x3 = 150
Defensa: 5x10 = 50x3 = 150
Daño defendido (Asbeel): 20 – 150 = 0
Daño defendido (Anabeth): 210 – 150 = 60
HP: 230 – 60 = 170



Última edición por Jade el Miér Jun 20, 2012 7:16 pm, editado 1 vez
avatar
Jade
Berseker
Berseker

Mensajes : 8

Fecha de inscripción : 12/06/2012


Datos
Nivel: 1
Experiencia:
25/40  (25/40)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Mistress el Miér Jun 20, 2012 6:37 pm

El miembro 'Jade' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Ataque' : 5

--------------------------------

#2 'Defensa' : 5

--------------------------------

#3 'Velocidad' : 3
avatar
Mistress

Mensajes : 87

Fecha de inscripción : 05/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Kazuma el Miér Jun 20, 2012 7:45 pm

Aquel caballero consiguió deshacer las mariposas de Kazuma con una insultante facilidad, esto fué toda una lección de humildad para el Berseker, había subestimado a los santos, y a un santo dorado, ni más ni menos.

-Tsk...atuendos pueden cambiarse...

Dijo respondiendo al comentario de antes mientras veía como un enorme campo de rosas florecía hacia él .

-...pero tu siempre tendrás esa cara de muñequita de porcelana, y nada podrá cambiarlo.

Para cuando acabó su comentario se percató de que algo empezaba a obstruir sus pulmones, se le encogió el corazón y con un rápido acto-reflejo creó una espada de cosmos púrpura , con ella golpeó las flores, barriendolas, luego asestó un segundo golpe, que llegó más lejos, pues la espada parecía haber crecido instantaneamente, y destrozó el resto de las flores, incluso las más lejanas. Por surte para él, actuó rápido, antes de que el veneno le causara ningún daño.

Fué entonces que sintió un cosmos de un poder increible, sentía como si hubiese estado esconcido todo el rato. La preocupación por el santo dorado hizo que se olvidara por un momento de la rubia de la armadura plateada, para cuando se percató volaba hacia él con una velocidad dificil de creer. Se echó hacia un lado , pero la espada atravesó su costado de todas formas, calló al suelo y se revolcó sumido en el dolor, veia como sangraba , el cielo estrellado y la Luna roja girando sobre él, que estaba perdido en aquel dolor horrible, luego vió los pedazos de su armadura destrozados, y entonces pudo recapacitar, pensó lo siguiente:¿Es posible romper una armadura como la suya con tanta facilidad? No. Comenzó a calmarse, y el dolor desaparecía, su sangre se esfumaba, y su armadura no estaba rota. Se levantó con un gran trabajo, y miró sus temblorosas manos, se sentía mareado y tenía espuma en la boca...Todo fué una ilusión.

Estaba sumido en estos pensamientos cuando oyó a la pelirrosa decir que ella se ocuparía de la chica, el por su parte tendría que lidiar con el Piscis.

-Por mi bien....pero ten cuidado, esa bruja crea ilusiones...¿Estás segura de que está realmente ahí?

Luego se volvió al Santo dorado y extendió su mano derecha hacia él.

-Bueno, ya lo has oido. Tienes suerte, después de todo, quizá si que puedas conseguir una cara nueva.

Comenzó a concentrarse, el cosmos de las mariposas que creó antes seguía allá delante, cerca del santo, aunque la mayoría parecía haberse dispersado, pero con un gran esfuerzo consiguió reunir el suficiente como para crear dos mariposas, que volaron directas hacia su cara.
-----------------------------------------
Daños: 7 x 10 =- 70
-----------------------------------------
Sufro : Asbeel, 20-20 = 0

Anabeth, 210 – 20 = -190 (50%, uso de mi habilidad, 95)400 – 95 =305


Total HP : 305 HP Kazuma


Última edición por Kazuma el Jue Jun 21, 2012 5:50 am, editado 3 veces
avatar
Kazuma
Berseker
Berseker

Mensajes : 13

Fecha de inscripción : 18/06/2012


Datos
Nivel: 1
Experiencia:
30/40  (30/40)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Mistress el Miér Jun 20, 2012 7:45 pm

El miembro 'Kazuma' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados

#1 'Ataque' : 7

--------------------------------

#2 'Defensa' : 2

--------------------------------

#3 'Velocidad' : 1
avatar
Mistress

Mensajes : 87

Fecha de inscripción : 05/06/2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Asbeel el Jue Jun 21, 2012 4:54 pm

Escuchó los comentarios del Berseker con los que pretendía hacerlo enfadar, aunque Asbeel sabía. Prefería tener cara de muñeca de porcelana a ser un vejestorio travestido con cara de cadáver, aunque no tenía la suerte de estar muerto… brincos daría por serlo. De pronto parecía ser un reto interesante ya que evocaba las lecciones impartidas por su maestro, en la que lo aleccionaba sobre los guerreros de Ares.

- Si yo hubiera nacido con la desgracia de tener un rostro como el que posees me habría dado de golpes para mejorar mis facciones y conseguir “una cara nueva”, cara de vela derretida.

Se resistió a contestarle de forma más extensa ya que de su boca viperina sólo podrían salir ofensas hacia su contrincante. Seguía anonadado por la forma en la que ese hombre había destruido con suma facilidad parte del campo de rosas, aunque el hecho más sorprendente es que siguiera vivo cuando había estado tan cerca de la fragancia de la muerte, ya que pocos eran los que se mantenían en pie tras verse rodeados por esas hermosas flores mortíferas.
Elevó su brazo en dirección a ese guerrero de Ares, invocando una tormenta de rosas negras que se materializaron por obra de su cosmos dorado. De pronto el campo estaba envuelto en pétalos de color oscuro que acababan con esas débiles luciérnagas insignificantes, rompiéndose como frágiles mariposas ante el poder férreo de sus rosas negras.

Para ser un Berseker su potencia era muy débil, ya que el dorado esperaba una poderosa ofensiva en lugar de un poco efectivo ataque que no llegaba a causarle ni cosquillas, nada comparado con las habilidades demostradas por su compañera, que son unos ínfimos hilos había logrado hacerles daños y también la difícil proeza de exterminar a esa feroz bestia que los había asaltado en las calles oscuras. Esperaba que la rubia pudiera hacerse cargo de esa demente, de no poder cumplir con la tarea él iría en su auxilio sin dudarlo. Después de todo era el deber de todo caballero rescatar damas en apuros, aunque en eso le concedía la razón al vejestorio, sí tenía pinta de machorra, pero aún así era una mujer, ¿o no?

-Comprobemos de una vez por todas si como ladras muerdes, Berseker. Por favor no te contengas, ya que yo no espero piedad de ti-

-----

Técnica empleada: Rosas Piraña

Ataque: 3 x 100 = 300

Defensa: 3 x 100 = 300

HP: 260


Última edición por Asbeel el Dom Jun 24, 2012 2:05 am, editado 1 vez
avatar
Asbeel
Santo de Athena
Santo de Athena

Mensajes : 29

Fecha de inscripción : 24/05/2012


Datos
Nivel: 3
Experiencia:
5/50  (5/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bajo la Luna Roja

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.